Informe:
Agujeros en la Economía Circular. Fuga de residuos electrónicos desde Europa

Actualmente la palabra “residuo” está plenamente incorporada en el lenguaje corriente de la ciudadanía, pero sigue habiendo un gran desconocimiento sobre el destino de esos residuos, especialmente sobre el destino de determinadas tipologías de residuos como los eléctricos y electrónicos (RAEE). Con la intención de arrojar algo de luz sobre las vicisitudes de los RAEE desechados en la Unión Europea la ONG Basel Action Network inició hace dos años un estudio de campo cuyo informe «Agujeros en la economía circular. Fuga de residuos electrónicos (RAEE) desde Europa» ha sido presentado estos días a la opinión pública.

El informe recoge la metodología y resultados del estudio en 10 países de la Unión Europea para el que se eligieron determinados dispositivos electrónicos en los que se colocaron rastreadores GPS que permitía situarlos en el mapa. Los dispositivos se llevaron a puntos de recogida específicos donde supuestamente se garantiza una correcta gestión de los residuos. La conclusión global es que, pese a que la legislación europea prohibe la exportación de este tipo de residuos, un 6% de los dispositivos rastreados han sido exportados y más de la mitad de ellos han traspasado las fronteras de la UE acabando en países en desarrollo (exportaciones supuestamente ilegales según el Convenio de Basilea).

La Fundación EQUO ha colaborado con BAN en los trabajos de campo realizados en España en mayo de 2017, uno de los países seleccionados para este estudio. Aquí uno de los dispositivos colocados en un punto limpio acabó en Nigeria.

 

 

 

También te podría gustar...