El Guardián del Algarrobico. Teatro con conciencia ambiental

El pasado día 14 de octubre pudimos ver la obra de Teatro El Guardián del Algarrobico, promovida por la Fundación Inquietarte, y colaborar con ella en la realización de una mesa redonda tras la representación en la que participaron la periodista Nieves Concostrina, como moderadora, el ecologista y diputado Juantxo López de Uralde, el director de Greenpeace España, Mario Rodríguez (figuras ambas importantes para haber conseguido que la construcción del hotel en la playa de El Algarrobico se convirtiera en un referente nacional de la destrucción del medio natural y la especulación), y el naturalista y escritor Joaquín Araújo. Fue una muy grata tarde de cultura y denuncia ambiental y queremos compartir el artículo que Jesús Pozo, Presidente del Patronato de la Fundación Inquietarte y principal promotor de la obra, publicó en la web de dicha Fundación con sus reflexiones el pasado 18 de octubre:

Reflexiones tras ver El Guardián del Algarrobico. Tertulia celebrada en Nave 73 el día 14 de octubre

El pasado 14 de octubre, tras la representación de El Guardián del Algarrobico, obra de teatro producida por Fundación Inquietarte, se desarrolló una tertulia en la sala de teatro Nave 73 con la participación del naturalista Joaquín Araújo, el diputado Juantxo López de Uralde y el director de Greenpeace España, Mario Rodríguez. La reflexión la presentó Nieves Concostrina, vicepresidenta de Fundación Inquietarte.

Aquí os dejamos algunas de las reflexiones que los participantes nos dejaron. Fue organizada por Fundación Inquietarte y Fundación Equo.

Joaquín Araújo (Naturalista)

“He tenido la fortuna de haber visto mucho teatro, mucho cine y sobre todo de leer. Desde esa fortuna que me acompaña, lo primero que quiero hacer es felicitaros por el trabajo extraordinario que habéis hecho: por la calidad de la obra, del montaje, de la interpretación y por lo oportuno de la idea”.

“Jamás en las historias de las ideas, de los planteamientos políticos y de las conductas morales nadie se ha puesto ante un tema más difícil, más arduo y más incomprendido que la ecología política o el pensamiento ecológico. Por esto, vamos contra el modelo económico en su conjunto, pero somos infinitamente más frágiles y accedemos en menor cuantía a cualquier escenario de comunicación o de debate en el ámbito político”.

“Esta obra de El Guardián del Algarrobico nos hace reflexionar sobre todo lo que hay detrás. Sobre esa punta de un iceberg, de algo descomunal que está mucho más allá de lo que podemos considerar una obra manifiestamente ilegal; que no está demolida, entre otras cosas, porque cuesta siete millones de euros. Pero realmente, en las palabras de El Guardián del Algarrobico yo lo que encuentro es a dónde nos lleva esta forma de relacionarnos con la fuerza del trabajo, con el sistema, con la degradación del medio ambiente…”

“Detrás de los mil algarrobicos está la corrupción política que, por supuesto, mana de la corrupción económica y empresarial. Y eso sí que es especialmente grave. Porque detrás de eso está el desvarío. Que el guardián del Algarrobico sea un extraviado mentalmente es la cosa más lógica, porque es el punto más débil cayéndole encima la totalidad de la sinrazón de una sociedad como la nuestra. Y la lucha ecologista es la lucha contra la locura”.

“Pensad que, probablemente, no habría dinero en el mundo para acometer el derribo de todas las viviendas ilegales que hay en el planeta”.

“La peor contaminación que existe es la contaminación mental, que está muy bien alimentada por los medios de comunicación. Por cada producto como esta obra que te lleva a pensar hay cien productos que te llevan a no pensar, en el campo de la cultura y el entretenimiento. Y luego está el sistema educativo que es absolutamente competitivo y mezquino”.

En el campo del turismo se nos olvida que toda la ganancia que queda en este país por el turismo es lo que pagamos por el petróleo”.

Juantxo López de Uralde (Diputado de Equo)

“Hay que recordar que, en el año 2007, el año que estalló la crisis, se habían aprobado en el litoral español la construcción de tres millones de viviendas en un litoral que ya estaba saturadísimo. El monólogo del Guardián del Algarrobico tiene mucho de verdad, pero éramos los únicos que en aquellos momentos estábamos diciendo que era un disparate todo aquello. Y por ejemplo, llegamos a tener una demanda de 600 millones de euros por parte de los constructores de la Manga del Mar Menor…”

“Cada año se asesinan en el mundo unas doscientas personas, en muchos casos indígenas, campesinos, mujeres; gente que lleva a cabo luchas como esta contra proyectos de corporaciones en zonas alejadas de los núcleos urbanos y de comunicación”.

“Efectivamente, el comentario en los bares de que los ecologistas son unas mierdas (tal y como dice el Guardián del Algarrobico al principio de la obra) existe. Pero hay gente que está dejándose la vida por defender lo que es común”.

“Recientemente en España ha ocurrido algo que nos debe despertar la alarma. Y es que, a un ecologista de Andalucía, Juan Clavero, le colocaron al terminar una manifestación una bolsa con cocaína en el coche y le denunciaron. Estaba en una manifestación para defender los caminos públicos en la Sierra de Grazalema y había un control de la Guardia Civil en un camino forestal por el que iba a pasar. Evidentemente era un montaje que se pudo desmontar. Lo que quiero decir es que esto que lo estábamos viendo en otros países empieza a ocurrir también aquí”.

Mario Rodríguez (Director de Greenpeace)

“En todo el entramado de la corrupción y de la urbanística, es importante que todos los actores que han intervenido paguen por ello también, porque hasta ahora los únicos que han acabado en las comisarías y los juzgados han sido los activistas de Greenpeace. Los únicos que hemos pisado las comisarias somos los que hemos denunciado este hotel”,

“En cualquier caso y lo más importante, es que ya se está preparando a lo largo de la costa la próxima burbuja inmobiliaria, Ya hemos detectado, y lo decimos en nuestro último informe, un recalentamiento en la costa que queda vacía”.

“No solo la obra de El Guardián del Algarrobico, sino el caso real del Algarrobico ejemplifica muy bien lo que ha sido la conexión entre la burbuja inmobiliaria y la corrupción con la dejación de funciones de las autoridades en muchos casos”.

“La defensa del patrimonio natural no es un capricho de los ecologistas. Es un patrimonio de todos y sobre todo de las próximas generaciones”.

También te podría gustar...